Principal
Zagradha
Mamacoca
Productos
Contactenos
FOROS de la COCA

Coca: Hoja Sagrada

 

:: Ciencia y Coca ::

  

 


Acerca de las propiedades de la Hoja de Coca

La Hoja de Coca tiene grandes cualidades nutritivas y contiene casi tres veces más fibra que las legumbres, 14 veces más que las frutas y 15 más que los vegetales. Es un alimento riquísimo en vitaminas A y C, y rico en hierro, fibras, proteínas y calorías. También es un gran proveedor de calcio, siendo ideal para personas con artritis, artrosis y osteoporosis. La fibra de la Coca desintoxica y refuerza el aparato digestivo y elimina grasas, colesterol y triglicéridos. El consumo de coca ayuda a eliminar las hemorroides y recompone y refuerza la flora intestinal. Está indicada para combatir la colitis, el estreñimiento y otros males digestivos. La Hoja de Coca es un buen suplemento para diabéticos, además de prevenir los cáncer de colon y recto. La Coca, así como el té y el café, contiene diversos alcaloides. El alcaloide cocaína es uno de los 14 alcaloides presentes en la hoja de coca y representa tan sólo entre el 0.5 y el 1.1% de ésta. Durante la masticación, en contacto con la saliva, se combina con el resto de elementos alcalinos, y se descompone, transformándose en ecgonina. La ecgonina contribuye a quemar las grasas acumuladas en el hígado. Esto genera glucosa que se convierte en energía. Esta planta de origen peruano puede ser usada como ingrediente de harinas, alimentos y bebidas y en la farmacopea y la cosmética, así como en la producción de telas, cartones, papeles, colorantes y otros productos.

Publicado por La Coca Loca Company

POR UNA COLOMBIA DIGNA

En 1961 en la ONU se presentó a la coca como una planta venenosa y se incluyó en la lista de estupefacientes. El Plan Colombia que utiliza el lema “cero coca” sólo está logrando la erradicación de los indígenas y el desplazamiento de los campesinos1. El Plan Colombia Digno (PCD) buscará una solución racional al más grave problema colombiano y deberá ser diseñado no sólo en escritorios extranjeros y en el mejor de los casos por burócratas y políticos, sino también por agricultores, botánicos, médicos y científicos.

Es necesario sacar de la lista de estupefacientes a la hoja de coca (estupefaciente= “sustancia que causa sorpresa, narcótico”. Diccionario Larousse). Curiosamente en esta lista no está la flor de la amapola de la cual se extrae la morfina, la heroína y la codeína. Los defensores de la hoja de coca no rechazan ni obstaculizan la lucha contra el comercio ilegal y criminal de la cocaína.

El Estado colombiano debe controlar la producción y comercialización de la coca, al igual que lo hace con el alcohol y con los medicamentos que pueden producir hábito o adicción como algunos anticonvulsivantes (barbitúricos, fenobarbital), las benzodiazepinas (valium, rivotril), los analgésicos potentes (morfina, codeína), los insecticidas y herbicidas tóxicos, los antitusígenos (codeína) y la buscapina, entre otros, que se extrae del borrachero y del cacao sabanero de donde se produce también la burundanga o escopolamina.

Hace poco en Oxford, Estados Unidos, fue patentado el uso de la cocaína para el tratamiento de la obesidad (Patente US4696819) y también en USA (Massachussetts) fueron patentados los análogos de la cocaína para enfermedades neurodegenerativas (Patente US05506359). La compañía farmacéutica inglesa GW Pharmaceuticals acaba de informar ingresos de 35 millones de dólares (más de 70 mil millones de pesos) por venta de analgésicos a base de marihuana (Cannabis)2.

Es mandatorio replantear el Plan Colombia antes de que por ignorancia, sumisión y falta de dignidad entremos sin salida al fatídico círculo vicioso: ignorancia-miseria-violencia.

Todo el lenguaje confuso alrededor de la coca no ha logrado desmeritar las beneficios y usos que se le ha dado a la hoja de coca. Estos usos podrían además ampliarse en momentos y circunstancias particulares si se logra acabar con la mala leyenda que la ha perseguido. Es provechoso dar a conocer algunas posiciones y conocimientos que se tienen sobre este asunto. Pensemos que estamos libres de espantos y que sólo aceptamos la virtud de la ciencia. Así que veamos, entonces: COCA NO ES IGUAL A COCAÍNA, como papa no es igual a vodka, ni azúcar es igual a alcohol. LA COCAÍNA NO ES UN NARCÓTICO, sino por el contrario, un estimulante cerebral. El narcótico produce sueño (narcosis) la cocaína no.

LA HOJA DE COCA NO ES TÓXICA. Muy al contrario, es medicinal, nutritiva y tiene gran poder alimenticio3. La hoja de coca, además de ser de utilidad médica contra la artritis, como analgésico, antiasmático, antidepresivo4 y como supresor del apetito, puede ayudar a mejorar el grave problema de la adicción a la cocaína, al “crack” y al bazuco. Sirve para mejorar la fatiga laríngea (disfonía, voz ronca), para quitar el mareo, para perder peso y posiblemente para mejorar la diabetes mellitus y el Parkinson5. Durante el proceso químico para producir cocaína se destruye 98% de los componentes nutritivos y medicinales de la hoja de coca y sólo queda la cocaína que ha estigmatizado y satanizado a la hoja de coca. La hoja de coca no produce dependencia mientras que la cocaína sí la produce cuando se usa inyectada por vía intramuscular, subcutánea o intravenosa, o por inhalación. El consumo de coca puede ser fácilmente abandonado de manera definitiva sin ningún efecto indeseable6.

En 1886, un farmacéuta norteamericano, JS Pemberton, mezcló la cocaína con una bebida a base de nueces, la “kola”, e inventó la Coca-Cola (Coke)7. La Coca-Cola Company utilizó las principales propiedades de la cocaína y la vendió con el lema “Revigorizar el cuerpo fatigado y estimular el cerebro cansado” creando una de las empresas más ricas del mundo8.

La coca es buena y la cocaína es útil aunque peligrosa, al igual que el alcohol, los medicamentos para la hipertensión y para las arritmias cardíacas y los anticonvulsivantes. Las reconocidas propiedades de la hoja de coca como alimento de gran valor nutritivo, como metabolizador de las grasas y de los azúcares, como reductor del apetito y de las secreciones bronquiales, como digestivo y antidiarreico, como cardiotónico y como regulador de la bilis convierten a la coca en una sustancia de gran valor alimenticio, y de un potencial terapéutico y comercial insospechado. Algunos derivados de la coca, a base de cocaína, se usan como anestésicos locales especialmente en oftalmología y se venden libremente en muchos países incluido Estados Unidos.

La capacidad de la cocaína para aumentar la dopamina y la noradrenalina en el cerebro la convierten en una de las sustancias promisorias para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y de la depresión y para la investigación y estimulación de la inteligencia humana.

Ya es tiempo que las universidades de Colombia y en especial, la Universidad Nacional y las del Valle, Cauca y Nariño iniciemos la investigación científica y seria de esta planta que la naturaleza ha dado a los países andinos. De esto puede depender no sólo un soporte económico y nutricional para millones de campesinos e indígenas latinoamericanos sino también ser un gran paso para lograr la paz en Colombia. En lugar de destruir con tóxicos9 las más de 100 mil hectáreas de plantas de coca o arrancarlas y desecharlas deberíamos utilizar las hojas como alimento o forraje para ganado de leche y de carne, ovejas, cabras, caballos, curíes, gallinas y posiblemente cerdos. Sólo faltaría el saborizante, como en el caso de la Coca-Cola, que la haga agradable. Pronto aceptaremos que la hoja de coca puede ser también utilizada como alimento en los humanos por su gran valor nutricional y carencia de toxicidad. Destruir las hojas de coca para evitar la drogadicción es tan inútil y absurdo como destruir las uvas, la cebada, la papa y la caña de azúcar para evitar el alcoholismo. Mucha razón tenía el gran fisiólogo francés Claude Bernard al decir: “Todo es venenoso; nada es venenoso: Todo depende de la dosis” y de la vía de administración.

Espero que estas informaciones sean de utilidad para cambiar la mentalidad de la gente y para no volver a repetir la triste historia del alcohol y del tabaco que causaron tanta violencia inútil en el pasado. Es recomendable legalizar el comercio de la coca e investigar sus derivados con fines científicos y comerciales. Se debe autorizar el uso de derivados de la hoja de coca como el té de coca, jarabes y crema dental a base de coca y también autorizar la investigación de la coca y sus derivados por parte de las universidades y de laboratorios farmacéuticos serios. La producción y la industrialización de la cocaína deben ser controladas por el Estado, como lo hace Estados Unidos, donde la cocaína ya está legalizada10.

VLADIMIR ZANINOVIC

Profesor Emérito, Neurología, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali

REFERENCIAS

1. Zuluaga J. El estigma de la sagrada hoja de coca. U.N. Periódico Nº 22 mayo 20, 2001 (El Tiempo, Bogotá).

2. Financial Times. Entrada a bolsa. Cali: El País, junio 22, 2001.

3. Duke JA, Aulik D, Plowman T. Nutritional value of coca. Botanical Museum Leaflets 1975; 24: 113.

4. Galloway MP. Trends in Pharmacological Sciences. Dec. 1988, Vol. 9.

5. Well AT. The therapeutic value of coca in contemporary medicine. J Ethnopharmacol 1981; 3: 367-376.

6. www.coca-museum.magicplace.com/htm/botahoja.htm

7. Zaninovic’ V. Coca, Cocaína y Coca-cola. Avances Med Social 1994, 1: 70-1.

8. White PT. Indian herb turns deadly coca. National Geographic 1989; 175: 3-51.

9. Zaninovic´ V. El glifosato no lesiona a embajadores, sólo a campesinos. Cali: La Píldora 2001, Nº 109.

10. Miller MW. Redactor The Wall Street Journal. Extracto de coca, legal y de alta calidad. Publicado. en El Tiempo, Bogotá, octubre 27 de 1994

Patentes: US4696819 Anorexic material extracted from coca leaves and method of preparing. US5506359 Cocaine analogues and their use as cocaine drug therapies and therapeutic and imaging agents for neurodegenerative disorders. This invention was made with Government support from NIDA Grant NºDA06303. The Government has certain rights in the invention (El Gobierno de USA tiene ciertos derechos en el invento).